sábado, marzo 31, 2018

Elocuencia

Uno quisiera ser elocuente más allá de la seguridad de esta trinchera virtual. Tener a la mano la palabra correcta, el verso exacto, la idea redonda. Que gire sin atorarse con lo que uno tiene atorado, que lleve consigo lo que se dice verdaderamente, sin rodeos o complacencias. Dejarse de fáciles estupideces y tener el tino para acertar el comentario, cerrar la charla, dejar en claro las intenciones y no tener que enfrentar esto que se dice con aquello que otro entiende. Ser claro, como el agua o el aire si es que a estas alturas la analogía todavía es correcta.
Ser claro, conciso, concreto. Hablar de todas las cosas y ninguna; que la palabra fluya, dibuje sinsentidos, toque hondo, y lentamente surja la figura y el sentido para hilar horas, amaneceres. Hablar de ti, hablar contigo, hablar de amor, de certezas pocas y planes varios, traer a colación memorias de hace tiempo. Ventilar los miedos para que no se pudran adentro, sacar las dudas a dar una vuelta esperando que en el camino se pierdan, y en el camino encontrar rumbo, claridad para los próximos días, sueño para las próximas horas. Llamarte dulcemente y arrullarme en tu ausencia. Y despertar conmigo, despertar en mi, ávido de las horas por venir, de las incertidumbres de todos los días. Y todos los días buscar esa claridad de la palabra dicha, del desatinado comentario, del silencio que fue más significativo que todo lo dicho. Jugar con el verso y no saber a ciencia cierta si lo escrito fue suficiente o es menester regresar a escribir de nuevo, buscar otras palabras, otros modos.
Regresar, escribir de nuevo. Inventar un vocablo que alcancé para dar coherencia a todas estas líneas o para mandar al diablo lo que los otros llaman elocuencia. Quedarse con este críptico ir y venir de las ideas, y en su viaje, queden registradas todas con las cosas del mundo, con sus tardes y sus noches. Para traer de vuelta cada imagen, cada nota, cada momento y dejarlo aquí por si acaso me pierdo con la duda o el entusiasmo. Encontrarme así, rara, muda, lentamente. Avanzando a tientas, ensayando el próximo vuelo, calculando el aterrizaje, aunque cada vuelo salga mal, y cada cálculo aún peor.

domingo, septiembre 18, 2016

Regresar

Sí.

Una imagen, una palabra, un motivo para hablar de amor, de las calles, para hablar de las cosas que rodean la circunstancia de uno y otros. Empezar por lo obvio, por lo que está a primera vista. trascribir textos completos y en la repetición encontrar el sentido de cada frase. Recorrer los viejos caminos, acordarme de ti. De las cosas malas y las muy buenas, hablar de la maravillosa que es la mañana después de una buena noche de sueño, después de un beso. Recorrer las noches a mitad del ansia y salir corriendo para disipar las dudas. Hablar de esas cosas que nos hacen daño, que nos enseñan. Beber, comer en aquel lugar donde la madrugada nos sorprendió y enseño a ser pacientes. Sentarse uno frente a otro y verse a los ojos, decirse adiós. Nunca más estos días y sus noches, una vez que nos vamos no podemos regresar, pues todo es distinto ahora y ahora mismo. No despedirse nunca, pues siempre, de vez en vez, regresaré aquí, a los viejos caminos, a recordar una imagen, una palabra, un motivo para hablar de amor, de las calles, para hablar de las cosas que rodean la circunstancia de uno y otros.

sábado, agosto 08, 2015

Sobrevivir

El tacto apenas, el velado buenos días, el abrazo diurno obviado en el hasta pronto, el diminuto beso para salir del sopor. Jugamos un juego de sobrevivencia meramente social, y la fuerza para seguir esta menguando.


martes, julio 21, 2015

Partir

Dejar de escribir también es irse.
Déjame regresar...

sábado, diciembre 12, 2009

Buenas nuevas de finales de año...

Ya está a la venta el DVD del Short Shorts Film Festival México 2007, dos cortos de Producciones Imperdonables son antologados ahí. Un poquito más de información en http://www.revistacinefagia.com/2009/12/shortshorts-mexico-y-cinemafilms-lanzan-en-dvd-para-diciembre/
Saludos...

jueves, septiembre 10, 2009

Para ganarte un poco...

Entramos al concurso de telcel y, para nuestra sorpresa, quedamos entre los semifinalistas. Ahora andamos buscando apoyo para entrar en los finalistas. Pueden ver el corto en cuestión en

http://www.ideasencortotelcel.com

Es el corto 26, el que dice PRODIMPERDONABLE, esperamos que nos favorezcan con su voto, pero vean todos y luego nos comentan, o nos comentan ahí, o por este medio, o luego, pero voten, por favor...

Saludos a todos...

jueves, agosto 06, 2009

Mediana edad

y preguntándose
cómo esperas ser franco con el otro
si no puedes ser franco contigo mismo
Te reduces a convenciones
esperando que con ello puedas estar a solas
al menos un poco más.
Cuando crees estar harto
te despides
pero sales a buscar más.